Alguna vez, algún dí­a Alejandro estará contigo en ...

Seguidores

sábado, 19 de noviembre de 2011

A la luz del espíritu

.

Mi cita es contigo, aquí y ahora... y cito: "El que no cae resbala"


La niebla es ya tan espesa…
desbordando veredas retorcidas
las conciencias son como torres muertas
ante un sendero oscuro de perdición…


columnas fragmentadas… rocas, sílice…
entre euforias, desganos y artificios
anticipo de lo que en su hora
será cumplido


un sumario de asesinatos
programados y ejecutados
sistemáticamente por sicarios NATO´s
encono y doblez de un mundo de impunidad


su compostura cifrada en falacias…
que aparenta ser granítica, incólume…
bajo el disfraz mediático
a la luz del espíritu pierde su coherencia


existiendo sin ninguna razón de ser
pero que, basta mirarles a los ojos
para descubrir su vulnerabilidad
y sus falsas sonrisas de alivio

.

5 comentarios:

Maritza dijo...

Ay, escribes el devenir de estos tiempos, de la humanidad...Es demasiado desgarradora esta realidad de hoy, amigo, abruma, cansa, agota, estremece hasta decir basta!. El hastío, la inmundicia a todo nivel,el descriterio, la impunidad, se han apoderado de nuestra sociedad, no sólo a nivel nacional, obviamente...Hacer conciencia de ello, ratifica que no somos pocos los descontentos sino una gran mayoría que quiere cambios a todo nivel, cambios reales, verdaeros, absolutos.

A seguir luchando, entonces, en este grito del alma, este grito en versos, pero mucho más allá de esto, hacerlo en las actitudes diarias nuestras, en nuestro propio mundo pequeño, como le llamo yo, nuestro entorno, para que por lo menos los que nos acompañan puedan seguir sembrando más adelante en sus propios mundos pequeños...y así multiplicar propósitos.

Abrazos grandes.
Buen fin de semana para ti.

Mina dijo...

Una realidad cruda, pero tan real, que se respira en un hoy tan lleno de injusticias.
Una realidad de todos.

Me encantan tus versos.

Saludos

Juan Espinoza Cuadra dijo...

Interesante.... muy interesante....

elisa...lichazul dijo...

todos construímos y destruímos a cada paso
todos absolutamente todos

besitos y luz

Norma Ruiz dijo...

Alejandro:
estoy deacuerdo con Elisa en su comentario, asì como construimos maravillas, tambièn destruimos¡
todo es el fiel reflejo de lo que proyectamos, sì sè genera violencia, agresiòn, y odio, seguramente se recogerà dolor e indiferencia, es tal la intolerencia, que a veces, hasta aquel que piensa diferente, es discriminado, atacado, todo se mal interpreta.
las cosas no cambian querido amigo, las personas sì¡
besos