Alguna vez, algún dí­a Alejandro estará contigo en ...

Seguidores

viernes, 25 de noviembre de 2011

En estas horas de vislumbres…

.


Mi cita contigo es aquí y ahora y cito... "El que no cae resbala"


En estas horas de vislumbres en que
la lluvia cae con sus gotas amargas
un vaho neblinoso se levanta,
y se eleva al cielo dejando una estela grisácea 

como el rastro humeante que exhala
el pabilo de una vela apagada
Y se impregna el ambiente de extraños aromas
poniendo al descubierto
la inmundicia del aire que respiramos

La atmósfera cargada de deseos inconfesables
de palabras anfibias
retóricas, ambiguas, altisonantes
con las que se tejen historias acomodadas
sin poder mirar la distorsionada realidad, tal cual es…

Se dicen con total desparpajo, públicas mentiras
torcimientos rebosantes de sofismas,
de las más sofisticadas técnicas de hipocresía
siniestras revelaciones, notas ambivalentes…

Una realidad velada, deformada
sórdida y astutamente maquillada…
un mundo hundido en su podredumbre
que ellos imaginan imbatible e imperecedero

Un mundo de brillantes penumbras
oculto a los ciegos de corazón…
desmoronándose inexorablemente
a golpes de desidia y lucro inescrupuloso

Un cuadro dantesco enlatado en eufemismos y patrañas
que descubrimos para rechazar la trama
de su absurda faz de idílica fantasía
ancha, deslumbrante y falsamente pródiga

Una realidad sin principios ni valores
infiltarda de manipulacioens, de enredijos 
y decadentes laberintos existenciales

a la que despiertan para auto mutilarse 
sumidos en la enajenación del consumismo compulsivo
para entregarse a la alienación viral que finalmente  
les llevará a destruirse mutuamente…

.

3 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

cada quien tiene su verdad, quien es el otro para juzgarla?


verdad - mentira extremos de la misma cuerda
de la misma esencia, de la misma sangre
y entre esos extremos existimos llenos de matices, los únicos que nos hacen historia

besitos y luz

Maritza dijo...

Se ven tantas cosas agrias cuando miramos hacia afuera en la gran ventana de la vida...mejor abramos las jaulas de nuestro propio entendimiento y dejemos que vuelen las aves migratorias a donde quieran llegar, que sean libres para liberar nuestro espíritu, que no somos de aquí!

Bravo, Alejandro.

ABRAZOS Y BESOS.

MarianGardi dijo...

La verdad está fragmentada.
Nadie es dueño de la verdad absoluta.
Porque aquí lo absoluto no existe.
Un abrazo