Alguna vez, algún dí­a Alejandro estará contigo en ...

Seguidores

martes, 10 de agosto de 2010

Iluminaciones

.



Mi cita es aquí y ahora y cito... "El que no cae resbala"


La oquedad convulsa de mi mano

se crispa

sobre una andanada feroz

de sueños

en un presente termal


el pequeño abrazo

sacude mis cascabeles

en explosión frenética

relumbrante

iluminando alguna latitud de mi cuerpo

que se ha llenado de universo


el beso alucinante

adormecedor

embriagándome de venturas

para dolerme en mi deleite

en mi íntima esperanza

para no olvidar el atisbo de mis sueños


la ventana de ojos alados

entre estertores de soledad

oscurecida

el oloroso amanecer


me mira

a través de fogonazos

sepia y naranja

que agonizo

apenas iluminado

por un fugaz poema de gozo

.

3 comentarios:

Natasha dijo...

Querido Alejandro como siempre desbordas sentimiento en tus textos, este poema es muy hermoso, habla de tu alma siempre en efervescencia

Para mí venir a leerte
es encontrar de nuevo la oquedad en que queda atrapada
el ansia de encontrarte...
No hay límites, no hay espacios
ni puertas, ni fronteras
para soñar
solo hay ventanas para mirar
lo que relumbra en esplendida luz
Las alas nos liberan
las ventanas incitan sin saciarnos
mas hay esperanzas
besos, poemas y amor
esperando por ti
en los ventanales

Naty

elisa...lichazul dijo...

un pequeño destello basta y la llama se propaga
una pequeña luz tan pequeña que cabe en un nanosegundo... es simplemente poderosa para guiarnos

besitos de luz
mil bendiciones a tu andar

gracias por entender a lichazul y su mundo azul

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hay iluminaciones que nos encienden por dentro. Por fuera. Por toda nuestra existencia.


Saludos y un abrazo.